El término Nube ( Cloud ) se va generalizando cada día más y más. Es muy común escuchar a Directores de Empresa, editorialistas de medios de comunicación, figuras públicas y consumidores en general hablar de “la nube” o también “servicios en la nube” aunque cada quien entienda cosas distintas.

“If someone asks me what cloud computing is, I try not to get bogged down with definitions. I tell them that, simply put, cloud computing is a better way to run your business.”

Marc Benioff, CEO of Salesforce.com, @Benioff

La nube o también Cloud Computing, se refiere a la oportunidad de poder utilizar servicios operados por terceros en una red global de aplicaciones y servicios de almacenamiento y procesamiento que pueden ser utilizados por las empresas y consumidores por medio del Internet en lugar de estar operando por si mismos en sus propios centros de datos, equipos de cómputo e infraestructura.

Algunos servicios de nube con los que hemos vivido desde hace años son el correo electrónico, los blogs, Netflix, Dropbox, etc. pero la gran diferencia es que las capacidades de cómputo, almacenamiento y comunicaciones han avanzado tanto que desde hace unos años ya es accesible para cualquier empresa o consumidor el poder hacer uso de ellos en nuestras vidas y operaciones cotidianas de una manera segura, confiable, de bajo costo, de alto desempeño, con gran disponibilidad y sobre todo disponibles en la palma de nuestras manos gracias a los dispositivos móviles.

Qué beneficios puedo esperar?

Muchas empresas ven a la nube como una alternativa para reducir costos, lo cual, haciendo un ejercicio serio de comparación de Costo Total de Propiedad en muchos casos es correcto y llega a ser posible obtener beneficios estimados entre el 20% y el 50% pero sin embargo, el verdadero valor de la nube está en la Agilidad, Flexibilidad y capacidad de innovación que es posible alcanzar aprovechando las diferentes ofertas de servicios existentes.

Oportunidades de Ahorro y Eficiencias

Diversos estudios muestran que haciendo un uso apropiado de las capacidades de la nube es posible reducir el costo de operación entre un 20% y un 50% comparado contra el costo de operar localmente ( también llamado OnPremises ) dependiendo la carga de trabajo.

Sin embargo, es común encontrar empresas que sufren para lograr esos beneficios y se decepcionan cuando observan un comportamiento contrario en sus costos y que podrían llegar a rangos del 15% al 20% por encima de sus costos actuales por lo que es muy importante hacer un redimensionamiento de las capacidades de cómputo y almacenamiento antes y durante los primeros meses de migración.

Y para ejemplificar lo anterior me permito compartir la siguiente historia:


Recientemente un buen amigo llamado Ernesto me compartió una lista de más de 50 servidores para que le ayudara a estimar cuánto costaría migrarlos y operarlos en la nube. El inventario incluía entre otras cosas el sistema operativo requerido, el número de procesadores de cada servidor así como el espacio en disco asignado para cada uno de ellos.

Ernesto estaba muy ansioso y pedía la estimación con mucha urgencia. Era evidente que faltaba mucha información y que algo tan trascendente como una migración total a la nube no se decide de la noche a la mañana y eso me hizo sospechar de su verdadera intención.

Al cuestionarle que era lo que al final querían lograr con eso, en lugar de hacer referencia a objetivos estratégicos la respuesta fue simplemente “porque el proceso de Compras necesita varias cotizaciones” y ahi pude darme cuenta de que realmente querían justificar la compra ya casi comprometida de esos servidores para renovar su infraestructura tecnológica.

Finalmente sucedió lo inevitable…. Ernesto decidió proseguir con su proceso de compra de infraestructura tal cual lo tenía planeado ya que la estimación de costos en la nube no resultó ser tan económica como esperaba y de inmediato llegaron los cuestionamientos: Que pasó? No que la nube genera muchos ahorros?.


Pues lo que pasa es muy simple de entender pero difícil de cambiar en muchas organizaciones… alrededor del 84% de las cargas de trabajo en los centros de cómputo actuales están sobre-provisionados, es decir, tienen asignadas capacidades de cómputo y almacenamiento pensando en una demanda futura la cual es estimada sin realmente tener datos suficientes o simplemente por cumplir con requerimientos establecidos por los proveedores de software quienes suelen solicitar recursos sobrados para asegurar su desempeño pero que finalmente queda desperdiciada.

Entonces, cuando alguien intenta comparar el costo de un servidor físico vs esa misma capacidad en la nube, lo que realmente están haciendo es trasladar esas ineficiencias a la nube y los costos resultan iguales o más altos pues no consideran ni los recursos realmente requeridos ni los horarios realmente necesarios y mucho menos el costo integral de operación conocido como TCO – Total Cost of Ownership y que será tema de una siguiente publicación.

“Many companies fail to realize the savings they expected when they migrate workloads to the public cloud”.

Rightsizing Your Way to the Cloud .- Bain & Company

Oportunidades de Agilidad

Quizás junto con la Innovación, la agilidad es uno de los grandes beneficios de contar con infraestructura en la nube.

Reducir el “Time to Market” para liberar productos y servicios al mercado es una de las grandes demandas de la organizaciones a sus áreas de Tecnología. Sin embargo, es común observar largos tiempos de espera para abastecerse del hardware y software requerido en los proyectos de negocio e incluso esperar por dias o semanas para llevar a cabo pruebas y controles de calidad por no contar con los ambientes necesarios a tiempo.

En el artículo For Many Enterprise Applications, the Cloud Is Ready for Prime Time publicado recientemente por BCG, revelan que en base a su experiencia, grandes organizaciones han logrado liberar servicios de 30% a 60% más rápidamente aprovechando las capacidades de la nube.

El poder contar con infraestructura disponible y lista para operar en cuestión de minutos u horas sin tener qué tener capacidad ociosa para suministrarla permite a las organizaciones reducir los tiempos de ejecución de sus proyectos de forma dramática.


Recuerdo bien un proyecto reciente en donde el Business Case utilizado para justificar y aprobar la implementación de un CRM mostraba beneficios de $2M de pesos mensuales de ingresos adicionales al contar con un sistema efectivo de relacionamiento con los clientes.

A la empresa le tomó 8 semanas tan sólo contar con los ambientes de desarrollo necesarios para iniciar la implementación.

Que hubiera pasado si en lugar de esas 8 semanas, los ambientes hubieran sido provisionados, configurados y liberados en tan solo unas horas?

La empresa hubiera tenido la oportunidad de realizar el beneficio del Business Case dos meses antes! Sí, esa espera tuvo un costo de oportunidad que se puede estimar en $4M de pesos de ingresos que no llegaron.


En algunas industrias, llegar primero hace toda la diferencia entre ser líder del mercado y desaparecer del mismo.

Oportunidades de Escalabilidad y Desempeño

La escalabilidad se refiere a la capacidad de poder atender picos súbitos de demanda sin que el servicio que estamos prestando se vea afectado. Ejemplos de este tipo de comportamiento lo vemos con frecuencia en la industria del retail donde en ciertas épocas del año como semana santa, el Buen Fin ( o Black Friday en US ) o Navidad la demanda de los consumidores aumenta de forma repentina.
Tradicionalmente, la empresa suele dimensionar su infraestructura para atender la demanda  de esos picos lo cual genera dos problemáticas distintas. Por un lado tenemos el alto costo de esa infraestructura que permanece ociosa durante la época de baja demanda y por el otro la dificultad para pronosticar con precisión la demanda futura que finalmente termina en ser insuficiente de todas formas generando problemas de servicio al cliente, ventas perdidas y mala imagen reputacional en el mercado.
La nube ofrece capacidades elásticas, esto es, puede crecer cuando el negocio lo demanda y decrecer cuando ya no es requerido. Aprovechando los mecanismos de monitoreo, alertamiento y autoescalamiento que ofrecen los diferentes servicios de nube es posible diseñar arquitecturas que respondan de forma automatizada a las demandas del negocio. 

Oportunidades de Innovación

A mi juicio, la mayor oportunidad de la nube consiste en poder experimentar rápido, de forma eficiente y utilizando servicios que anteriormente sólo estaban disponibles para grandes organizaciones con capacidad de poder invertir millones de dólares en infraestructura y tecnología de vanguardia.
El modelo de pago por uso, o también conocido como OnDemand es ideal para armar laboratorios donde sólo pagas mientras tu experimento está en marcha. Tan pronto determinas que la idea en desarrollo no es viable, fácilmente puedes eliminar los entornos creados sin mayor complicación. 

En lo que respecta a nuevas capacidades, AWS, Azure y Google Cloud Platform por solo nombrar a los más dominantes de la industria ponen a disposición de desarrolladores y público en general cientos de servicios que pueden ser utilizados para crear nuevos servicios y modelos de negocio. Desde servicios básicos de cómputo y almacenamiento hasta lo más avanzados componentes de Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas y Blockchain pueden ser incorporados en nuevas soluciones utilizando APIs ( Application Programming Interfaces ) logrando así una mezcla casi infinita de posibilidades para crear valor por mentes creativas y sin restricciones de ningún tipo.

Oportunidades en Seguridad y Disponibilidad

Un claro beneficio de contar con infraestructura en la nube es la seguridad. Los Centros de Cómputo donde operan estos servicios son considerados de clase mundial y cuentan con todas las características de seguridad física, control de acceso, redundancia en las operaciones que demandan los clientes más exigentes de la industria y que difícilmente podríamos tener en un entorno propietario en la mayoría de las empresas.

Los diferentes proveedores de servicios cuentan con certificaciones otorgadas por organismos internacionales y que tienen que ser ratificadas año con año entre las cuales se pueden mencionar ISO27001, PCI DSS, NIST, GDPR, etc. que garantizan el cumplimiento de los más altos estándares de calidad y cumplimiento a la disposición de sus clientes.

Sin embargo y aún y cuando los proveedores de servicios de nube cuentan con las certificaciones mencionadas, hay que recordar que ellos son responsables de la “Seguridad de la Nube” mientras que nosotros, las empresas consumidoras de esos servicios somos responsables de la “Seguridad en la Nube” lo cual AWS ha denominado como el Shared Responsibility Model.

Es responsabilidad del cliente, establecer las políticas y cumplir con los procedimientos de seguridad, definir roles y permisos de acceso, segmentar sus subredes virtuales, clasificar su información, contar con su plan de continuidad de negocio, respaldar su información, monitorear y auditar la operación, entre muchas otras cosas y para lo cual es recomendable buscar apoyo de proveedores que ayuden a acelerar el proceso y a reducir tanto los riesgos de una migración como la curva de aprendizaje correspondiente.

Conclusión

Las diferentes plataformas de nube ofrecen grandes beneficios para las organizaciones y permiten acceder a nuevas tecnologías anteriormente de uso exclusivo de algunos privilegiados.

Las empresas que aún no cuenten con una estrategia de nube no deben esperar más. Deben abordar esta discusión a nivel directivo y consejo de administración para decidir cómo y qué tan agresivamente empezarán a tomar ventaja de esta tendencia.

En publicaciones subsecuentes estaré abordando estos y otros temas a mayor detalle. Te invito a seguirme y a comentar en mis redes sociales sobre los temas que inte interese abordar. Juntos podremos compartir experiencias y construir comunidad. 

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

This Post Has 2 Comments

  1. Jorge Brian

    Me encanta!

  2. Jorge Brian

    Me encantó, buena información!

Leave a Reply to Jorge Brian Cancel reply